• Las instalaciones ofertarán 145 plazas públicas y crearán 75 puestos de trabajo para atender a las personas residentes.

Los trabajos para habilitar la nueva residencia de la tercera edad de Vinaròs avanzan a buen ritmo. Unos trabajos que corren a cargo de Gimecons Construcciones y Contratas y que permitirán crear un edificio de dos plantas con 5.400 metros cuadrados, con capacidad para 145 plazas públicas, distribuidas en 54 habitaciones dobles y 37 simples. La instalación también contará con servicios y zonas compartidas como dos terrazas y gimnasio.

El alcalde de Vinaròs, Guillem Alsina, acompañado por la concejala de Política Social, Berta Domènech; el concejal de Urbanismo, José Chaler; y el coordinador de Servicios Sociales del municipio, Antonio Valanzuela, han visitado las obras junto con representantes de Gimecons. Según han corroborado desde la compañía de Grupo Gimeno, los trabajos avanzan a buen ritmo, por lo que se prevé que esté terminada dentro de los plazos establecidos. Entonces se dará inicio a la segunda fase de los trabajos, que incluirá la instalación de los equipamientos y servicios básicos.

Alsina ha destacado que «la residencia no solo será un importante avance en la calidad asistencial en el municipio, sino que también se beneficiará toda la comarca, con las 145 plazas públicas que se ofrecerán y la creación de los 75 puestos de trabajo previstos para poder atender a los futuros usuarios y usuarias».

Por su parte, la concejala Berta Domènech ha comentado que «la residencia supondrá un avance muy importante en calidad asistencial para las personas mayores de Vinaròs y la comarca, ya que podrán ser atendidas durante las 24 horas, ayudando al mismo tiempo a mejorar también la calidad de vida de los familiares».