Un edificio de tres plantas con 5.400 metros cuadrados, 54 habitaciones dobles y 37 simples y capacidad para 145 personas. Así será la nueva residencia para personas mayores que Gimecons concluirá, tal como estaba previsto, antes de finalizar el año en el municipio castellonense de Vinaròs.

Un proyecto iniciado el pasado año que dará respuesta a una necesidad muy demandada en la localidad y cuyas labores de construcción tan solo se han visto afectadas durante el periodo de parada obligatoria decretado por el Gobierno. Así, y gracias a la incansable labor del equipo de Gimecons, será posible cumplir con los plazos establecidos, pues la estructura del edificio ya está terminada y se ha dado comienzo a la segunda fase de las obras, consistente en la instalación de todos los servicios básicos y las distintas equipaciones.

En cuanto al edificio, la planta baja albergará las dependencias de uso compartido entre la residencia y el centro de día actual, como la sala de visitas, la cafetería, la sala de televisión, el gimnasio, la lavandería, la sala de estar, la zona de administración, el almacén, la peluquería-podología, la farmacia o la sala de curas, entre otras. Por su parte, el resto de plantas acogerá las habitaciones, así como otras zonas comunes.

Además, el proyecto incluye la creación de un gran patio central, que vertebrará toda la edificación y unificará el actual centro de día con la nueva residencia. Un aspecto muy importante, ya que se ha priorizado la integración de las nuevas instalaciones con las ya existentes.