La rehabilitación de edificios singulares es una de las áreas de actividad destacadas de Gimecons. Ejemplo de ello son las obras de la primera fase de la rehabilitación y ampliación del edificio “Corral de Batet” de Vinaròs, que el equipo de la compañía acaba de concluir dando una segunda vida al inmueble y convirtiéndolo en un nuevo «Centre d’Inspiració Turística».

El edificio -de titularidad pública- data del siglo XIX y está situado en un solar de casi 300 m2 dentro del casco urbano de la localidad con fachada al concurrido paseo marítimo Blasco Ibáñez. Para convertirlo en un nuevo espacio diáfano y funcional, el proyecto ha comprendido trabajos de adecuación de la planta baja de la edificación, así como su ampliación a través de la conexión con el edificio adyacente, donde se encontraban los antiguos juzgados de la localidad.

Además, durante la ejecución de los trabajos, se hallaron una serie de restos arqueológicos correspondientes al antiguo fortín de la localidad. Un baluarte defensivo conocido como el Fortí que se encontraba en esa zona entre el siglo XVII y principios del XIX. A fin de conservarlos y mostrar su valor se amplió el presupuesto de la adjudicación y se instalaron cristaleras en el suelo.

El nuevo centro -cuya rehabilitación ha sido posible gracias a una Inversión Financieramente Sostenible procedente de fondos europeos- albergará también dependencias municipales como la oficina de atención a la ciudadanía, locales para distintas concejalías ligadas al área social o sedes de partidos políticos.